20 abril 2010

Brown paper

El "Brown paper" o papel marrón es un técnica creativa denominada así por el habitual color del papel de embalar, recurso principal utilizado para el desarrollo de la misma.

La técnica combina el pensamiento convergente y el divergente. En una primera etapa, los participantes escriben sus ideas en Post It y, posteriormente, los colocan en el "brown paper". Una vez situados, se concede un tiempo para que todos los participantes puedan leer las aportaciones de los demás. Después, se realiza una segunda ronda ya que, a menudo, leer las ideas de otras persona resulta inspirador.

El "brown paper" puede ser utilizado en grupos muy grandes (yo la he llegado a hacer hasta con 120 personas a la vez). Al estar las personas de pie y moviéndose, la técnica es tremendamente dinámica y, desde luego, muy potente si nos atenemos a los resultados (número de ideas y, consecuentemente, calidad de las mismas).

Según las dimensiones del foco creativo, el "brown paper" puede centrarse en un único aspecto o en un gran número de ejes.


En la foto anterior, participantes en una sesión creativa donde utilicé la técnica "brown paper" para buscar y desarrollar ideas sobre ¡20 parámetros distintos!. 

4 comentarios:

jd roman dijo...

Efectivamente, esa actividad es muy potente (aunque confieso que NO la tengo fresca en la memoria). Duda existencial: ¿ Es realmente indispensable el brown paper ? Yo recuerdo que no entendí el porqué del mismo cuando la hice (!?!?)

Manuel Ferrández dijo...

No, definitivamente no es preciso.

De hecho, he llevado a cabo esta técnica apoyándome en un fondo constituido por papeles de distintos colores (apagados, eso sí para no que interfiera demasiado).

Sospecho que el origen del nombre de la técnica tiene que ver con que, en sus orígenes, el papel de embalar era únicamente marrón (hoy en día se pueden encontrar papeles de prácticamente todos los colores).

Luis Manuel Micheto dijo...

Había leido sobre la técnica pero nunca tuve la oportunidad hasta que conocí a Manuel en un curso en Almirall, la empresa para la que trabajo.
Superpotente (aunque sólo tuvimos un tiempo limitado para probarla);ya he comprado un rollo de papel de marrón para tenerlo a mano cuando me haga falta.
Saludos

Manuel Ferrández dijo...

Gracias por tu comentario, Luis. ¡Me alegro de verte por aquí!. Saludos.