25 mayo 2018

La inminente revolución bancaria


¿Puede un banco clásico transformarse completamente a banco digital? ¿Hemos llegado al final de los bancos de la manera en que los conocemos? Interesantes cuestiones e inquietantes perspectivas para la banca tradicional.

El asunto obsesiona a los banqueros. Saben con certeza que la banca tradicional está remando a contracorriente dado que, aparte de su mentalidad (casa que no es precisamente baladí), cuenta con unas estructuras muy pesadas (muchas oficinas y plantilla).   

Es verdad que algunas entidades han cerrado casi el 40 % de sus oficinas pero ahí se quedan y no apuestan decididamente por eliminarlas del todo. Entre otras razones porque hacerlo supone necesariamente más inversión sin rentabilidad a corto plazo.   

Mientras tanto, las denominadas "fintech", los nuevos bancos, carecen de sucursales y operan con nueva tecnología diseñada para el móvil y la tarjeta.

Paralelamente, la legislación parece que se adapta a los nuevos tiempos. Desde enero, la PSD2 (Payment Service Providers)  permite el acceso a terceros de las cuentas de los clientes y el inicio de pagos en su nombre, previa autorización del titular. Es decir, ahora cualquier banco o fintech puede verlos y ofrecer mejores servicios y precios. Un cambio, sin duda, radical. 

Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft, Alibaba, Tencent, … de momento están entrando por los servicios de pago, las transferencias y la gestión de las finanzas. Pero todo puede cambiar.

Por si acaso, la mitad de los bancos ya está negociando con fintech.  Pero, ¿será suficiente?

No hay comentarios: