05 marzo 2017

Innovadores frente a reactivos


Leerás y escucharás por ahí que según la situación de cambio de que se trate, se puede ser innovador o reactivo. Pero cuando oigas esto piensa solamente en las personas. No en las organizaciones.
Las organizaciones, debido a sus inercias, ya están en un lado o en el otro. ¿Has oído hablar de la cultura corporativa? Pues ya sabes de que hablo.
Las empresas quieren ser ágiles y creativas, pero al mismo tiempo controlan todo y todo el mundo (hablo de liderazgo y de cultura). Sin embargo, hay algo que está muy claro: no se puede tener innovación sin renunciar al control.
Por ejemplo, si se quiere fomentar la creatividad y el pensamiento crítico, no se puede pensar por la gente. Por tanto, los líderes deben pasar de pensar por su gente (control) a facilitar que la gente piense por sí misma.
Si una empresa pretende tener ambas cosas, desarrollará una cultura donde la gente se sentirá "insegura". Esto también supondrá gastar mucha más energía que en una situación donde la gente es innovadora, en la que siempre se hace más con mucho menos.

No hay comentarios: