14 marzo 2017

Bitcoin, la revolución silenciosa


La Harvard Business Review lo ha bautizado como la revolución silenciosa. Y dicen que cambiará el mundo. Me refiero a la tecnología blockchain y el bitcoin, su primera aplicación (quizá también hayas oído hablar de ella como "la tecnología de la cadena de bloques").

El asunto principal es que dentro de poco ya no harán falta intermediarios. Todo papel se convertirá en digital y ya no será propiamente un papel sino un testimonio digital.

En el mundo del dinero, por ejemplo, los bancos necesitaran cambiar el papel que ahora desempeñan. La importancia del bitcoin no radica en la "moneda" como tal sino las posibilidades que la misma ofrece al sistema financiero internacional, que podría pasar de confiar en los bancos y en las personas, a depositar la seguridad del dinero en la tecnología. De hecho, todos los bancos ya se preparan a marchas forzadas para el más que probable cambio. Saben que en pocos años todo funcionará con el sistema de blockchain.


Bitcoin, en realidad no es una moneda que se posea sino que lo que existen son las cuentas (pareja de claves públicas y privadas) y la relación de todas las operaciones (transferencias) entre ellas, es decir, el blockchain. Esta relación de transferencias está distribuida (P2P) y es muy segura, muy económica y muy rápida.

De ahí que si la banca tradicional decide quedarse quieta podrían surgirle competidores que usen blockchain para mandar dinero (envío de remesas) entre países a costes irrisorios.

De hecho, ahora el único escollo que tiene un operador (ya sea un banco u otro organismo) para usar blockchain para enviar dinero de un sitio a otro es que la operación tiene que hacerse en Bitcoins. Y estaríamos limitados a la liquidez del mercado de Bitcoins en los países de origen y destino. Pero parece ser un problema menor que se solucionará por sí solo cuando la gente empiece a usar la tecnología.

Lo apuntado en el mundo de la banca es únicamente un ejemplo. Después vendrán los seguros, el mundo de la salud, el mundo legal, el mundo de la música, etc.

Por cierto, ¿sabes quién inventó la tecnología? Se trata de una tecnología en código abierto y por tanto no tiene “padres conocidos”.

No hay comentarios: