25 diciembre 2016

Lo que se avecina (digitalmente hablando)



La innovación tecnológica está creando un nuevo orden mundial. Su desaforado desarrollo conducirá no sólo a nuevas tendencias económicas, sociales y demográficas, sino también a avances disruptivos en muchísimos campos (sanidad, transporte, comercio, etc.).
He aquí algunas predicciones de los expertos para el 2025:

1.000 millones de personas tendrán mapeado su ADN. En pocos años, el coste del diagnóstico de secuenciación del genoma humano habrá descendido tanto que la secuenciación será parte del chequeo del paciente. Aparecerá una medicina de precisión donde surgirán las enfermedades autoinmunes, lo cual ayudará a la medicina a crear tratamientos más precisos y específicos.

El 90 % de los automóviles estarán automatizados y conectados a la nube. En 2025, la conducción autónoma será común, y será un dispositivo que también se utilizará para conectarse y recolectar datos. Los vehículos funcionarán como oficinas en movimiento, y también como centros de entretenimiento y de comercio, donde todos los ocupantes podrán comunicarse con otros vehículos e infraestructuras de transporte.

Las grandes ciudades serán smat cities. Las personas seguirán trasladándose en masa a las grandes ciudades, donde estará el empleo, la cultura, el entretenimiento y las nuevas oportunidades. Irrumpirán tecnologías para mejorar la eficiencia y la seguridad de las viviendas, los transportes, la producción de alimentos, la electricidad, la distribución de agua, la eliminación de desechos, la asistencia sanitaria y muchas otras infraestructuras cruciales.

El 10 % de la población utilizará la economía colaborativa. La sociedad aprovechará las aplicaciones de este tipo de economía, que ofrecerá una amplia gama de bienes y de servicios, mientras que los proveedores ganan dinero. Estas compañías revolucionarán gran parte de las industrias.

No hay comentarios: