30 noviembre 2016

Prejuicios miopes


Nuestros amigos de Facebook, nuestros contactos de WhatsApp, nuestros seguidores de Twiter y nuestra red de Google + nos proporcionan mucha información y opiniones. 

En cierto modo, al circunscribirnos a estos círculos lo que solemos hacer es ignorar las opiniones contrarias a las nuestras y garantizar las opiniones que nos llegan son aquellas con las que sabemos que vamos a estar de acuerdo de antemano. En otras palabras, tendemos a recibir informaciones que confirman nuestros prejuicios. 

Se trata de una estrategia muy inadecuada para nosotros. El conocimiento y la creatividad requieren cultivar una mente abierta y un espíritu crítico. 

No se puede pensar con claridad sin aprender a inclinar la cabeza en el ángulo adecuado para entender los argumentos contrarios.

Sin considerar opiniones distintas a las nuestras el progreso no es posible.   

No hay comentarios: