05 octubre 2016

Concretar las ideas


En creatividad, una vez hemos logrado generar muchas ideas hay que empezar ha trabajar con ellas. Para ello, tendremos que echar mano de uno o más de los métodos existentes para evaluar ideas y decidir su validación o su descarte.
.
Para evaluar las ideas, la búsqueda de información debe responder a tres temas fundamentales: la oportunidad, los recursos y el equipo.

OPORTUNIDAD

¿La idea es realmente una oportunidad? ¿Qué necesidad concreta (del cliente) esperamos satisfacer? ¿Cómo pensamos comercializar nuestro producto? ¿Por qué los clientes nos comprarán a nosotros y no a nuestros competidores? ¿Es el momento adecuado para ejecutar la idea?

RECURSOS

- ¿Contamos con los recursos necesarios? ¿Qué inversión inicial requiere el proyecto? ¿Cuándo recuperaremos la inversión? ¿Disponemos o podemos disponer del dinero para llevar la idea adelante? ¿Poseemos el conocimiento necesario para administrar esta clase de negocio? ¿Tenemos acceso a los proveedores clave que necesita el proyecto?

EQUIPO

- ¿Contamos con el equipo adecuado? ¿Qué personas serán clave en el éxito o fracaso del negocio? ¿Qué rol cumplirá cada una de ellas? ¿Qué ocurriría si, después de un tiempo, una de estas personas decidiera abandonar el proyecto? ¿Podría ser reemplazada o su deserción causaría el fracaso de la iniciativa?


Muchas ideas mueren en esta fase. Eso tiene un aspecto sin duda positivo: nos evitará seguir dedicando tiempo y dinero a una iniciativa con escasas posibilidades de éxito. 

Si la respuesta a estas preguntas sugiere que la idea es viable, podremos avanzar en la implantación de la idea.

No hay comentarios: