15 septiembre 2016

Problemas complicados soluciones sencillas




¿Por qué desplazarse por los océanos para recolectar los desechos cuando los océanos se mueven hacia nosotros?

A sus 16 años, Boyan Slat tuvo una idea y concibió un invento para erradicar los plásticos de los océanos (cada año reciben ocho millones de toneladas). Es el llamado “The Ocean Cleanup”.

Ahora, 6 años después, Slat dirige un equipo de 50 personas, ha recaudado 10 millones de euros y ha lanzado el prototipo del mencionado invento en el Mar del Norte: una barrera de 100 metros que antecede al proyecto piloto previsto para 2017. Éste dará lugar al definitivo, mil veces más grande.

Se trata de una especie de costa artificial: una barrera pasiva donde se acumula el plástico arrastrado por las corrientes. En lugar de redes, usa pantallas sólidas y gracias a la orientación de éstas, que se amarran al lecho marino, los plásticos son arrastrados para acabar concentrándose en el centro de la matriz. Un punto central los recolecta y clasifica antes de enviarlos a tierra, con el plan de venderlos y así compensar costes.

El lanzamiento de su sistema de limpieza masivo está previsto para 2020.

¿Su objetivo? Erradicar la mitad del plástico que acumula la mayor isla de basura del globo (una extensión estimada en  700.000 kilómetros cuadrados) en 10 años.

Para Slat hay algo que está claro: “El plástico no se va por sí solo del océano, se acumula, por lo que tiene que ser limpiado en algún momento. Hay que empezar por algún lado”.

Un chico práctico. Y creativo!!

No hay comentarios: