15 agosto 2016

Creatividad y máquinas




¿Podrá alguna vez la máquina superar a los humanos en la creatividad? De momento, parece que tenemos ventaja pero, ¿por cuánto tiempo?  

De hecho, si pensamos en el ajedrez hace tiempo que la máquina nos ha superado. Algunos estudiosos de esta disciplina estudiaron qué es la creatividad apoyándose en la teoría del pensamiento lateral de  Eduard de Bono teoría que identifica competencias tales como "inconformismo" y "pensar fuera de la caja" para ser creativo. La conclusión de estos estudios era fue que, en el ajedrez, los ordenadores eran más creativos que los seres humanos. 

En marzo de este año sucedió un acontecimiento que muchos tildan de histórico: la irrupción del programa AlphaGo con una victoria sobre uno de los mejores jugadores humanos de Go del mundo (una década antes de lo que la mayoría de los expertos creían posible). La victoria y el salto hacia adelante sólo son una parte del porqué de su importancia histórica. La otra parte, la más importante, es la forma en que esta victoria se logró.

El programa se desarrolló con una intervención mínima de los seres humanos, utilizando un enfoque muy diferente a lo que se había realizado hasta ahora. En lugar de desarrollar una serie de reglas y de directrices formuladas por los seres humanos, a AlphaGo se le dio una librería de cientos de miles de juegos en línea de los mejores jugadores para que el propio programa las estudiase utilizando su aprendizaje profundo y las redes neuronales. Eso fue el núcleo de la función de evaluación que, más tarde, el propio programa refinó con más de 30 millones de partidas contra sí mismo. 

El resultado fue una victoria aplastante de la máquina ante un legendario jugador humano que todavía está en su mejor momento, con varios movimientos clave que dejaron a muchos profesionales alucinados.

Un reputado profesional expresó su profunda sorpresa ante esos momentos clave de esta forma: "El paso 37 en la segunda partida fue un movimiento realmente sorprendente, algo muy diferente de lo que había visto anteriormente”.

Muchos comentaristas dijeron, de ese movimiento en particular, que un jugador profesional humano en realidad no hubiera jugado nunca ese movimiento. ¿Qué calculó exactamente AlphaGo cuando hizo ese movimiento?

Después de la partida, los investigadores examinaron a AlphaGo para ver lo que en realidad estaba pensando en el movimiento 37. AlphaGo tiene un modelo de lo que los humanos van a hacer en esa situación. Es la parte de AlphaGo que está entrenada a partir del estudio de los seres humanos para predecir lo que éstos harán en esa situación. 

Detectaron que AlphaGo consideraba que existía una probabilidad de uno entre diez mil de que un jugador humano jugase ese particular movimiento.

¿Por qué era eso posible? La base de movimientos humanos constituía un punto de partida, pero AlphaGo era capaz de analizar otros movimientos, aunque su sesgo fue de las mejores opciones "humanas", y la búsqueda profunda permitía llegar a la conclusión de un movimiento hecho que los mejores jugadores humanos daban como “la mejor opción”. Esto era lo que había sucedido un par de veces en la partida.

AlphaGo no sólo sabía lo que era habitual en el juego de los humanos, sino que a través de su propia búsqueda y del juicio fue más allá de esas opciones para jugar deliberadamente lo que se consideró inicialmente un movimiento muy poco probable de ser jugado por un ser humano. Aunque puede haber casos en otros campos en los que se ha demostrado este nivel de juicio y la creatividad, este ejemplo de AlphaGo no deja ninguna duda.

¿Dónde queda entonces la humanidad? ¿Otra batalla perdida? No tanto. El error es considerar la palabra "batalla", y hablar de "ganar" o de "perder". La creatividad no va de eso (de ganar o de perder), sino de comprender que no importa cuánto sepamos, siempre hay algo más, algo que no habíamos considerado, y que cuando nos damos cuenta de eso cuando realmente abrazamos el infinito. 

No hay comentarios: