20 mayo 2016

Vivir en beta



En el complejo y novedoso escenario que vivimos, el crecimiento exponencial de información y de actores lleva a hablar de correlación, de suma de factores coincidentes en el tiempo, frente a una causalidad en el resultado de nuestras acciones. 

Por esta razón, las empresas y las personas han de estar en beta permanente para adaptarse a los cambios. Innovar, experimentar. Probar, medir y volver a probar.

Es evidente, y también natural, que los cambios suscitan resistencias dado que conllevan reorganizaciones y nuevos procesos. Pero las nuevas reglas del juego, consecuencia sobre todo del desarrollo tecnológico, obligan a la transformación digital de las empresas, a que éstas se adapten y cambien para poder sobrevivir.

En ese sentido, innovar no es ya una elección, es una necesidad. Y los que triunfarán no serán los que se adapten al cambio, sino los que lo lideren.

No hay comentarios: