30 diciembre 2015

Arriésgate


Para la última entrada de este año quiero recordar una anécdota que me contaba una amiga que trabaja en Google. 

Al parecer, una vicepresidenta de una división de esa empresa había tomado una serie de decisiones erróneas que costaron a la empresa varios millones de dólares. 

La mujer, apesadumbrada, fue a ver a Larry Page, cofundador de Google y líder en la sombra de la compañía quien tras escucharla y aceptar sus disculpas dijo algo que llamo poderosamente la atención de la vicepresidenta: 

"Estoy contento de que hayas cometido este error. Quiero construir una empresa donde nos movamos muy rápido y hagamos muchas cosas, no una en la que seamos demasido precavidos y que hagamos demasiado poco. Si no cometemos equivocaciones como la que acabas de cometer entonces querrá decir que no estamos asumiendo los suficientes riesgos"

No hay comentarios: