05 noviembre 2015

Los beneficios de la curiosidad




A la curiosidad siempre se le han atribuido beneficios psicológicos, emocionales, sociales, e incluso de salud. He aquí seis de ellos:

La curiosidad nos ayuda a sobrevivir

El impulso de explorar y de buscar la novedad nos ayuda a permanecer vigilantes y a adquirir conocimientos acerca de nuestro entorno en constante cambio (tal vez por eso nuestros cerebros evolucionaron para liberar dopamina y otras sustancias químicas para sentirse bien cuando nos encontramos con cosas nuevas).

Las personas curiosas son más felices

La investigación ha demostrado que la curiosidad está asociada a mayores niveles de emociones positivas, niveles más bajos de ansiedad, mayor satisfacción con la vida y un mayor bienestar psicológico. Por supuesto, puede que las personas que ya son más felices tiendan a ser más curiosas, pero como la novedad nos hace sentir bien, parece probable que la otra dirección también sea cierta.

La curiosidad aumenta el rendimiento

Los estudios revelan que la curiosidad lleva a más disfrute y, en el colegio, a un más alto rendimiento académico, así como a un mayor aprendizaje, compromiso y rendimiento en el trabajo. Puede parecer de sentido común, pero cuando tenemos curiosidad y estamos interesados en lo que estamos haciendo, es mucho más fácil de involucrarse, poner esfuerzo en lo que estamos haciendo y hacerlo bien.

La curiosidad puede ampliar nuestra empatía

Cuando tenemos curiosidad por los demás y hablamos con la gente fuera de nuestro círculo social habitual, estamos en mejores condiciones de comprender a aquellos que tienen vidas, experiencias y visiones del mundo diferentes a la nuestra. La próxima vez que tengas oportunidad de hablar con un extraño, especialmente si es alguien que puede ser muy diferente a ti, trata de conocerlo a nivel personal (con respeto, por supuesto) y muéstrale que estás interesado en lo que esa persona tiene que decir.

La curiosidad ayuda a fortalecer las relaciones

Un estudio pidió a extraños que formulasen y respondiesen a preguntas personales, un proceso que los científicos denominan "auto-revelación recíproca." El estudio halló que las personas fueron calificadas como más cálidas y más atractivas si mostraban verdadera curiosidad en el intercambio. Esto supone que mostrar curiosidad hacia alguien es una manera excelente de potenciar nuestra cercanía con los demás.

La curiosidad mejora la salud

La investigación sugiere que cuando los médicos son realmente curiosos sobre las perspectivas de sus pacientes, tanto médicos como pacientes tienen menos angustia y frustración y toman mejores decisiones, aumentando en última instancia la eficacia del tratamiento.

No hay comentarios: