25 septiembre 2015

Confiar en la intuición




La emoción es lo primero, es lo que nos llega de forma inmediata, y luego el neurocórtex justifica la decisión que hemos tomado.

El problema es que muchas veces perdemos las posibilidades que tenemos por no seguir nuestra intuición. No es que siempre funcione, pero sí cuenta con un porcentaje más alto de aciertos que lo racional.  

Estamos entrenados para hacer aquello que no nos asusta, y no nos atrevemos a profundizar en lo intuitivo. 

Nos asalta una idea y al segundo siguiente ya estamos tratando de hacer juicios de valor, buscando la forma de protegernos. Pero no deberíamos. 

Una de las frases que entiendo más acertadas es aquella de que no brillamos porque "nos da miedo el éxito"

Fíate de la intuición, no de la lógica

No hay comentarios: