03 marzo 2015

El principio de la oposición



Una metáfora sobre los salmones, me inspira esta reflexión. Los salmones nadan corriente arriba, estrellándose y golpeando en las rocas, arrojándose a las cascadas y aguantando el acoso de los osos hambrientos que buscan un almuerzo. El propósito de estos peces es lograr el premio: el derecho de reproducirse  y de formar parte del ciclo generacional de la supervivencia de las especies

Ahí, sólo aquellos lo suficientemente fuertes, con la suficiente determinación, llegarán a las zonas de desove, donde será posible reproducirse. Su sueño y su creencia les lleva directamente a nadar contracorriente. El principio de la oposición para el crecimiento y para el cambio rige en todas las especies.

Los visionarios, los innovadores, rara vez son personas apreciadas. Más bien, son personas que encuentran con frecuencia constante oposición. Ver lo que otros no ven, no es ninguna garantía del favor de nadie, incluso aunque estén tratando de ser útiles. Cuando estás personas contemplan lo que podría ser, frecuentemente se encuentran en la situación de que otras personas no pueden ver lo que ellos ven. Los demás pueden pensar que están locos; incluso pueden tratar de “derrocarle”

En otras palanbras, estas personas, al igual que le sucede a los salmones, se encuentran con innumerables obstáculos en la búsqueda de su objetivo. Seamos claros. Así sucede siempre. Las personas con una visión y una convicción de lo que podría llegar a ser posible siempre encuentran oposición.

Tenlo presente: siempre que pienses en innovar, te encontrarás con barricadas. Pero los obstáculos no tienen que detenerte. Si te encuentras con una pared, no te des la vuelta y abandones. Encuentra la manera de superar ese obstáculo, de atravesarlo o de dar un rodeo. Merece la pena que persegas tu sueño, tu creencia.

2 comentarios:

jd roman dijo...

Ya sabes mi aforismo personal: "Si quieres saber si una idea tuya es creativa -no hablamos de que sea aplicable o no- basta con que la expreses en voz alta; si todo el mundo se ríe o reacciona en contra, entonces claramente tu idea es creativa".

Otra cosa es que después de un proceso ya más analítico tengamos que descartarla ...

Manuel Ferrández dijo...

En una situación como la que relatas, cuanto menos, existen indicios de espontaneidad, de escaso miedo al ridículo y de elevada resiliencia. Una combinación inicialmente interesante para que puedan aparecer buenas ideas...