02 enero 2015

Pensar con claridad





La decisión consciente de no hacer da lugar para ser creativos. No hacer nos da la oportunidad de actuar sólo cuando sabemos realmente qué queremos hacer.

No hacer es ser un poco contemplativo. Aunque ser contemplativo no es ser pasivo. Ser contemplativo nos permite ver cosas que ni siquiera sabíamos que estaban ahí y resistir a la urgencia de actuar. Esta no acción nos permite ver incluso más posibilidades (y también tomar conciencia de cómo nos posicionamos frente a ellas).

Los neurocientíficos explican que esta actitud contemplativa libera millones de conexiones neuronales en nuestro cerebro, que igual que nosotros, cuando no está muy muy ocupado puede centrarse en las cosas importantes. Cuando eso sucede, pensamos con claridad.

No hay comentarios: