14 noviembre 2014

Empresas que perduran

Hace algún tiempo, trabajé para una compañía de tabaco líder en el mundo en un proyecto que se denominaba "Creando nuestro futuro". Pensando en el éxito y en cómo se sustentaba, realizábamos un análisis donde se constataba que sólo dos mil empresas han estado alguna vez en la lista de las mejores, el Fortune 500. De ellas, sólo 61 han durado más de treinta años: Johnson & Johnson; Procter & Gamble; 3M; General Electric...

Comprobamos que la capacidad de rejuvenecerse de las empresas no depende de un producto excelente, sino de una cultura excelente por su fidelidad a unos valores que se resumen en ser fiable.

Además, el secreto para adaptarse en todos los casos es el mismo: no apostar jamás todo a una misma carta.

La innovación no trata de predecir el futuro, porque el futuro es impredecible. El innovador, no predice, sino que crea el futuro: es la única manera de anticiparse a su época.

Algunas de las técnicas comúnmente utilizadas para pensar en el futuro son poco fiables, por ejemplo, los escenarios. Esta técnica trata de centralizar muchos datos y con ellos crear un modelo que realice proyecciones de lo que va a suceder. Sin embargo, de esta manera sólo se predice lo predecible, pero no se inventa. Esos modelos proyectan el pasado mecánicamente en el futuro.

Las proyecciones suelen equivocarse porque son incapaces de incluir lo que todavía no existe, que es lo que crean los innovadores. Tampoco incluyen otros "cisnes negros" imprevisibles tales como una recesión (¿te suena?).

Para apostar en una sola línea hay que adivinar demasiadas variables y es imposible acertarlas todas. Así que muchas empresas han fallado y fallan y deben poner más dinero hasta que vuelve a sorprenderles otro imprevisto. Y se vuelven a equivocar.

La estrategia que parece funcionar es justamente la opuesta: equivocarse mucho, rápido y barato para acertar. La experimentación barata falla mucho, pero proporciona datos valiosos para rectificar y tomar nuevas decisiones. Inventos, pruebas. Copiar los éxitos, pero con mejoras incrementales. Copiar así es innovar.

Si se mejora mejora el original, eso innovar.

Y por supuesto, generar una cultura y unos valores que sepan adaptarse a las circunstancias, aún a pesar de que sus líderes vayan cambiando.

No hay comentarios: