25 junio 2014

Las mejores ideas no se nos ocurren en el trabajo

En un taller sobre creatividad que impartí hace unos días preguntaba a los participantes dónde obtenían sus mejores ideas. Las respuestas no me sorprendieron, fueron las usuales:

* En la ducha
* En el baño
* Haciendo otra cosa (distinta al problema)
* Mirando la televisión
* Jugando
* Haciendo deporte
* Conduciendo
* Yendo en bicicleta
* Paseando
* Corriendo
* Etc.

Ninguna de las personas dijo algo relacionado con un lugar en el trabajo. La pregunta es evidente: ¿por qué no  tenemos las mejores ideas en el trabajo? He aquí una de cena de posibles razones:

* Muchas cosas por hacer y poco tiempo
* Demasiadas interrupciones y distracciones
* Pensar que uno no es creativo
* Falta de inmersión en el desafío
* Entorno aversivo al riesgo
* La última vez que diste una idea, la minusvaloraron
* Nadie te ha dicho nunca que quería escuchar tus ideas
* No te incentivan a hacerlo
* Dar ideas supondrá trabajar más
* Demasiado criticismo a tu alrededor

Sin duda, pueden existir muchas otras razones. ¿Cuál crees que es la razón principal por la que las mejores ideas no aparecen en el trabajo?

No hay comentarios: