23 abril 2014

Las tiritas


Pocos inventos de nuestra historia han conseguido tantas curas instantáneas como las tiritas. En estos días se cumplen 60 años de su lanzamiento comercial. Desde luego, sólo los productos "elegidos" pasan a ser reconocidos como marcas genéricas por la Real Academia de la Lengua. Desde 1984, por tirita sea acepta cualquier tira adhesiva con un apósito.

A lo largo de su historia, las tiritas se han hecho tan populares que hasta el MoMA de Nueva York las incluyó en la exposición "Made for living: objects of design", dedicada a objetos cotidianos con un diseño revolucionario. Y en 1963 los astronautas de la nave Mercury se las llevaron al espacio. 

¿Cuál es su origen? La primera vez que se combinó el esparadrapo, gasa y desinfectante fue en 1920 cuando Earle Dickson utilizó esta combinación para curar las heridas que acostumbraba a hacerse su mujer en la cocina. Más adelante, en 1934, los Laboratorios Unitex incorporaron al mercado español las primeras tiras de esparadrapo con compresa bajo la marca "Espárapractic Unitex", antecesor de las Tiritas, que aparecieron bajo esta denominación en 1954. 
 





Lo que más llama la atención es que los expertos aseguran que las tiritas tienen un efecto placebo mayor cuando presentan diseños con dibujos, aunque no haya para ello ninguna razón médica que lo justifique. 

Tal vez por esa razón, la empresa que ahora fabrica estos populares apósitos ha decidido celebrar su 60 cumpleaños incorporando el popular gato televisivo Doraemon al diseño de las tiritas.

No hay comentarios: