25 febrero 2014

Habilidades para ser innovador


Las personas disponemos de todas las herramientas que necesitamos para poder ser innovadores: nuestros sentidos.

Sencillamente, las oportunidades están a nuestro alrededor.  Cuando nos tomamos el tiempo necesario para percibir estas oportunidades, podemos estimular nuestros pensamientos creativos dentro de nosotros. Como he señalado aquí en numerosas ocasiones, y contrariamente a lo que dice la creencia popular, el genio creativo se puede desarrollar. Eso sí, como todo lo que es importante, lleva trabajo.

Diferentes investigaciones han identificado las cinco habilidades clave de los innovadores de éxito. Estas habilidades complementarias conforman el ADN de la persona innovadora:

Asociar: la habilidad de conectar y combinar ideas para formar nuevas ideas.

Preguntar: la habilidad de investigar y formular preguntas provocadoras que desafíen al estatus quo. 

Observar: la habilidad de observar el mundo que nos rodea - incluyendo clientes, productos, servicios, tecnologías y empresas - y aprovechar esas observaciones para generar ideas de nuevas formas de hacer las cosas.

Networking: la habilidad de diversificar tu red de contactos para aprender de los demás, no sólo para pasar el rato con personas que son iguales a ti.

Experimentar: las habilidad de probar nuevas experiencias y de poner ideas en acción.

Aunque, como he señalado, esto es lo que señalan los estudiosos, personalmente añadiría una habilidad adicional: la habilidad de comunicar y vender nuestras ideas a los demás.

¿No te parece que esta última habilidad es lo suficientemente importante?

2 comentarios:

johanna dijo...

Todas las personas tenemos la suficiente capacidad de innovar o crear una o unas ideas que se pueden convertir en negocio lo que generaria una fuente de ingresos para obtener unos recursos que nos pueden servir para mejorar nuestra economia y nuestro calidad de vida, como tambien la prestacion de un servicio a nuestra comunidad generar cambios en las costumbres cotidianas, los cuales pueden ser a corto o largo plazo.

Manuel Ferrández dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo, Johanna.
Gracias por pasarte por el blog.
Saludos.