15 octubre 2013

Secretos para innovar


Es evidente que la capacidad de crear, inventar e innovar resulta fundamental para mantener el ritmo de la competencia. 

El quid de la cuestión estriba en saber qué estrategias utilizar y cómo ponerlas en práctica. 

Por fortuna, existen muchas investigaciones que se han llevado a cabo para tratar de entender mejor cómo las organizaciones pueden incrementar la innovación e impulsar la creatividad. Los estudios señalan que cuando se ponen en juego determinadas estrategias, una organización puede remodelar su cultura e instalarse en una forma de hacer las cosas donde la innovación se produce y las nuevas ideas tienen lugar. He aquí cinco secretos para fomentar la innovación en el puesto de trabajo:

Dejar que los trabajadores disfruten 

A primera vista, puede parecer una idea que atente contra del sentido común, pero las investigaciones muestran que un empleado relajado puede producir más ideas y generar ideas más innovadoras. Las empresas tecnológicas líderes (Facebook, Zynga. Microsoft, ...) incorporan en los lugares de trabajo mesas de billar, jardines, juegos e incluso diapositivas inspiradoras.Por supuesto, tener un "tiempo para jugar" no tiene que implicar necesariamente jugar al billar. El fondo de la cuestión es facilitar que el trabajador pueda realizar cualquier actividad que le ayude a limpiar su mente y a recuperar su concentración. El mero hecho de la interacción social aumenta también el intercambio de ideas que, por supuesto, conduce a una mayor creatividad e innovación.

Decorar el espacio de trabajo con colores vivos y fotos
.
Una cantidad excesiva de estructura y de procesos puede estancar el pensamiento libre. Decorar la oficina con muchos gráficos, puede dar lugar a una innovación limitada. Por eso, puede ayudar sustituir algunos gráficos con imágenes inspiradoras. Se ha ha demostrado que las luces azuladas aumentan la concentración mental, mientras que las rojas pueden incitar a la hostilidad y a aumentar los sentimientos negativos hacia los compañeros de trabajo. Los estudios también indican que las luces rojas pueden reducir la perspectiva de un empleado, por lo que se centran en aspectos específicos en lugar de toda la imagen completa. 

Impulsar la intercomunicación y las sinergias 

El mero flujo de ideas entre los empleados puede impulsar la innovación y la producción. Una de las estrategias para aumentar la interacción de los empleados es la de alterar el entorno físico de la oficina para que los puestos de trabajo privados sean limitados. Paralelamente ayuda crear puntos de encuentro informales donde los empleados puedan hablar entre sí. Muchas organizaciones que conozco están creando cafeterías donde los empleados pueden charlar mientras toman una bebida refrescante o un café. 

Mezclar empleados de diversas procedencias y experiencias
.
La diversidad en el trabajo es absolutamente esencial para fomentar la creatividad, la innovación y las nuevas invenciones. Una oficina con una mezcla importante de culturas y niveles de experiencia dará lugar a ideas muy variadas. Las empresas que ignoran esta práctica cuentan con empleados que producen ideas similares y, obviamente, se estancan en su crecimiento y ponen fin rápidamente a la innovación. Desde luego, es natural querer trabajar con personas de ideas afines, pero la gente que suele tener preferencias similares y puntos de vista idénticos lo más probable es que lleguen a las mismas conclusiones. 

Realizar brainstormings adecuados
.
Muchas empresas contemplan al brainstorming como un componente crítico de la generación de ideas, pero también muchas empresas implementan de manera inadecuada esta estrategia. De hecho, las sesiones de "tormenta de ideas" con frecuencia reprimen la libertad de pensamiento y pueden disminuir el pensamiento creativo del empleado. Contrariamente a la creencia popular, no criticar la idea de un compañero de trabajo puede llegar a ser perjudicial para el proceso creativo.

Según diversos autores, la crítica y el debate son fundamentales para la creación de ideas originales. Sin un análisis imparcial de por qué una idea específica no funciona, los empleados tenderan a pensar que todas las ideas son buenas. Y la creatividad se ahoga. Un destacado psicólogo afirma que un grado de criticismo adecuado potencia la innovación dado que los empleados sienten la necesidad de reforzar las ideas de otras personas.

No hay comentarios: