20 septiembre 2013

¿Y tú qué has inventado?


La mayoría de estudiosos coinciden en señalar que la creatividad es la competencia directiva clave. Hoy en día y en el futuro. Resulta evidente el poder que tienen las ideas innovadoras para cambiar y revolucionar las empresas y el modo de hacer negocios (véase Inditex, Apple, Starbucks, Skype, Amazon, etc.) Pero, ¿cómo lo hicieron?, o mejor aún, ¿cómo puede una empresa hacer lo mismo que estas empresas hicieron?

El secreto de la innovación radica en las denominadas 3 P: personas, procesos y filosofías (philosophies). Personas innovadoras que piensan y se comportan de modo diferente para generar ideas creativas para crear nuevos productos, servicios, procesos y negocios. 

Por supuesto, el comportamiento de los líderes en todo esto resulta crítico. De hecho, los líderes innovadores son los que logran insertar un código para la innovación en sus empresas.
 
Desafortunadamente, este tipo de líderes no es muy numeroso. En entrevistas realizadas con docenas de altos ejecutivos de grandes organizaciones, se ha comprobado cómo en la mayoría de los casos estos líderes no se sentían personalmente responsables de dar con innovaciones. Sólo se sentían responsables de "facilitar el proceso de innovación" y de asegurarse de que alguien en la empresa lo estaba llevando a cabo. En las empresas más innovadoras del mundo, en cambio, los principales líderes no sólo delegan la innovación, sino que ellos mismos están profundamente inmersos en el proceso. En otras palabras, se comportan de manera innovadora.
 
A través de la creación de procesos organizacionales que reflejan sus comportamientos personalesestos líderes han incorporado su ADN innovador en las empresas en las que trabajan. También son conscientes de la imperiosa necesidad de atraer a personas creativas si es que la empresa quiere realmente construir un grupo de innovadores en todos los niveles. Parece evidente que si las empresas quieren que los empleados tengan ideas innovadoras, se precise examinar el potencial de innovación en el proceso de contratación. 
 
Las empresas innovadoras integran una filosofía en que la innovación se espera de todo el mundo - no sólo en I + D. En alguna empresa que conozco, ya se pregunta a los candidatos: "Dime algo que hayas inventado". Este invento o idea innovadora puede ser a pequeña escala: una nueva característica de un producto, un proceso que mejora la experiencia del cliente o incluso una nueva forma de cargar el lavaplatos. Con estas preguntas las empresas quieren saber si las personas que se van a incorporar a la empresa van a probar cosas nuevas.
 
Conviene rechazar la creencia limitante de que la innovación es sólo un trabajo de I + D. Los líderes de las empresas altamente innovadoras se esfuerzan permanentemente por inculcar que la innovación es una tarea de todos (como si fuese prácticamente una misión organizacional).
 
La historia del vídeo que encabeza esta entrada me encanta. Cuando Jobs volvió a Apple después de un paréntesis de 12 años, puso en marcha la campaña publicitaria "Think Different". El anuncio rinde homenaje a una serie de innovadores. La campaña ganó el Emmy y fue aclamada como una de las más innovadoras de todos los tiempos.  
 
De lo que muchos no fueron conscientes, sin embargo, es que la campaña estaba dirigida tanto a empleados de Apple como a sus clientes. "El propósito de la campaña "Think Different" fue que la gente había olvidado lo que Apple representaba, incluyendo los empleados", dijo Jobs. Para restablecer la capacidad de innovación de Apple, Jobs sabía que cada empleado necesitaba comprar el siguiente mensaje: "Nuestros héroes son innovadores. Estamos a favor de la innovación. Si quieres trabajar aquí, esperamos que innoves".  
 

No hay comentarios: