05 junio 2013

Ponle humor a tu vida




El humor tiene un parentesco muy cercano con la creatividad. Ambos, se construyen sobre la bisociación, sobre la posibilidad de hacer que dos planos de pensamiento se crucen repentinamente de manera que el segundo cambie todo el significado del primero.

También el humor fomenta la espontaneidad y es una forma de crítica que "desarma". La risa por otra parte nos carga de adrenalina y, en consecuencia, activa las neuronas.

Además, el humor ayuda a lograr más objetividad, al permitir tomar distancia de los problemas y permitir de esta manera interrumpir pensamientos obsesivos, posibilitando nuevas alternativas. 

¿Qué te parece este chiste?

- Johnson, de Homicidios, ¿qué ha ocurrido?
- 6 puñaladas. El chico pisó lo 'fregao'
- ¿Han detenido a la madre?
- Aún no. El suelo sigue mojado

Aunque si quieres cambiar radicalmente tu estado del humor te ofrezco dos alternativas muy potentes. Si dispones de cierto tiempo, léete una historia del presente libro. Humor inteligente y tremendamente "breakthrough".


Si tu tiempo es más limitado, acude a los "yoguismos". Se trata, para algunos, de casi una religión... Yogi Berra fue en su momento un brillante jugador de béisbol en los Yankees de Nueva York. Sin embargo, su fama se debe más bien a sus frases que fluctúan entre el disparate y el absurdo más apabullante. En todo caso, frases impregnadas de un humor surrealista. Berra ha pasado a la historia norteamericana por sus frases célebres: "los yoguismos”. Toda una cultura de masas con miles de adeptos y un libro muy recomendable: “Realmente nunca dije todo lo que dije”.

.Aquí os dejo algunas de sus perlas:

- "No podría decir si el nudista era hombre o mujer porque se tapaba la cabeza con una bolsa”. 

- "Creo que es la primera vez que llego tarde tan temprano". 

- "Como sabía que tomaría el tren equivocado, salí más temprano".

- “Carmen y yo hemos estado felizmente casados durante 40 años; ella ha sido feliz y yo estoy casado”.

- "Era imposible mantener la conversación porque todo el mundo estaba hablando demasiado".

-“Si la gente no quiere venir al parque nada la va a detener”.

- “Suelo dormir una siesta de dos horas, de una a cuatro”.

- “Uno tiene que dar el 100% en el primer tiempo. Y si eso no es suficiente, en el segundo debe dar todo lo que le quede”.
  

No hay comentarios: