20 junio 2013

Los enemigos de la invención


Una de las "frases hechas" menos afortunada es la que alude a "pensar fuera de la caja". La frase, además de estar ya muy trillada, carece de sentido. ¿Qué significa realmente "pensar fuera de la caja"?  Presumiblemente, se trata de llegar a ideas que están fuera de la norma. Pero éste no es un consejo de utilidad. No podemos saber que hemos dado con una idea nueva hasta después de haber generado esa idea.

-Cuando se pide a la gente que haga algo creativo, la mayoría de personas se quedan atascadas en la rutina. En una investigación realizada en la Universidad de Alabama se pidió a estudiantes universitarios que dibujaran animales de planetas alienígenas. Casi todos los animales que dibujaron tenían parecido con animales reales de la Tierra. poseían órganos sensoriales similares, piernas y brazos y eran simétricos. Es decir, incluso cuando se solicitó a las personas que fuesen creativas, basaron su trabajo en ejemplos conocidos. 
Y es que, como conocemos, la observación es la base de una técnica fundamental para la generación de nuevas ideas.

-Nuestra memoria accede automáticamente a la información que está relacionada con lo que estamos pensando. (Si nos piden que pensemos en animales, comenzaremos a pensar en los que ya conocemos.  Si nos piden que pensemos en fiestas de cumpleaños, pensaremos en fiestas de cumpleaños que hayamos vivido). Cuando nos enfrentamos a un reto creativo, tratamos de describirlo. Puede ser un problema en el trabajo que hay que abordar de manera novedosa. Puede tratarse de una nueva obra de arte o de música. Podría ser una idea para un producto. Cualquier descripción que damos a ese problema constituye en sí misma una señal para nuestra memoria. Esto nos lleva a conceptos relacionados con esa descripción y, finalmente, la información hace su camino en la búsqueda del trabajo creativo. Las personas a quienes se pidió que dibujaran animales de un planeta alienígena empezaron por pensar en los animales conocidos, lo cual influyó en el aspecto de las criaturas que idearon. 
-
Si queremos modificar la forma de enfocar un problema creativo, necesitamos cambiar lo que pensamos. Para ello, es preciso describir la situación de un modo nuevo. Este proceder, cambiará el contenido de la memoria al cual recurrimos y el conocimiento que utilizamos para resolver el problema.

-Una estrategia para cambiar lo que pensamos es dar con la esencia de la solución creativa que estamos tratando de resolver. Demos un vistazo a la forma en que la describimos. Entonces, veamos si existe otra forma de enmarcar la cuestión y exploremos adónde nos lleva. Cada vez que nos encontremos con falta de ideas frescas, busquemos otra descripción de la situación.

No hay comentarios: