05 octubre 2012

Etiquetar lo diferente


La mayoría de los adultos tratamos de entender el mundo etiquetando a las personas, a las cosas, a las ideas, etc. El pensamiento tradicional no tolera la ambigüedad, la disonancia, la inconsistencia y lo que está fuera de lugar.

Por eso, cuando algo o alguien es diferente al resto de las cosas de su grupo se les etiqueta de alguna manera.
.
Los niños, en cambio, no siguen este procedimiento. Son muy diferentes a los adultos. Ellos ven las cosas como realmente son ...
 
Merece la pena reflexionar sobre cómo muy a menudo la creatividad es destruida por "la sociedad" únicamente porque aquella supone salir de lo ordinario. Como consecuencia de este pensamiento, se considera que hay que deshacerse de ella, odiarla o, sencillamente, tratar de cambiarla.

El impacto de este proceder en los niños y en su educación es algo que no se puede expresar con palabras. Por supuesto, los expertos "en cualquier tipo de norma" son los menos cualificados para desarrollar o crear algo nuevo.
.
El vídeo que puedes visionar en la parte superior de esta entrada da una idea muy acertada de dicho impacto. 
 

No hay comentarios: