25 junio 2011

Reencuadrar


Cambiar de sendero, reencuadrar, quebrar... son características del humor. Cuando la perspectiva cambia, cambia también todo el significado. Algo muy necesario en la creatividad para explorar otros lugares. Lo cual vincula a ésta con el humor. Veamos una anécdota humorística:

Un escritor famoso estaba reunido con sus amigos y recibió una carta en la que podía leerse una única palabra "Imbécil". El escritor reaccionó diciendo: "He recibido en mi vida muchas cartas sin firmas, pero es la primera vez que recibo una firma sin carta".

Al igual que la creatividad, el humor posee sus técnicas específicas tales como la ironía, el sarcasmo, la hipérbole, el anticlímax, el enigma, la antítesis, la sátira, la parodia, etc.

4 comentarios:

jd roman dijo...

¡ Jijiji !!

Muy bueno lo del escritor :) Tal vez fuera Churchill !?!?

Manuel Ferrández dijo...

Lo desconozco, aunque muy bien podría serlo. Churchill era famoso por sus "reencuadres" lingüísticos.

Anónimo dijo...

Muy buena Manuel.
Ahí va otra, de Benavente.

Estaba él en el interior de un teatro, con pasadizos angostos, etc., y vio venir de frente a una persona. El pasadizo era tan estrecho que no cabían los dos. Como estaba claro que uno de los dos debía arrimarse a la pared, el que venía de fente dijo:

- ¡Yo no dejo pasar a un maricón!

A lo que Benavente contestó:

- ¡Pues yo sí!

RZ

Manuel Ferrández dijo...

Brillante, RZ. Gracias por compartir la anécdota.

No me extraña nada viniendo de Benavente. Dominaba la ironía como pocos, no en vano algunos lo sitúan en este sentido junto al mismísimo Oscar Wilde.