30 marzo 2011

Ideas sencillas, impactos enormes



Claudio Grande es fontanero. Como todos nosotros, se había asombrado muchas veces de la enorme cantidad de litros de agua que desperdiciamos en la ducha dejando correr el agua esperando que ésta salga caliente.

Pues bien, Claudio comenzó a darle vueltas a la cabeza y, tras un tiempo, ha inventado un sistema de aprovechamiento para no malgastar ese agua de la ducha. 

El aparato, al que ha denominado "Drops" (Gotas), se encarga de enviar el agua fría que llega del calentador hasta la cisterna del wáter para utilizarla sin necesidad de desperdiciarla dejándola correr hasta que se enfríe. Tiene una cámara distribuidora con dos dispositivos. Sólo hay que apretar uno de ellos dependiendo del agua que vayamos a utilizar. Si necesitamos agua caliente, el agua fría que proviene del calentador se desvía a la cisterna  - que estaría siempre vacía - hasta que llega el agua caliente. 

El revolucionario y a la vez sencillo aparato puede instalarse sin ningún tipo de obra o de tuberías adicionales a las ya instaladas en el baño y es tremendamente fácil de colocarse.

Según los estudios, en un hogar en el que habiten cuatro personas, se pueden llegar a ahorrar hasta 7.000 litros de agua. 

El sistema se ha patentado a nivel mundial y va a presentarse en una de las mejores ferias de muestras de Alemania.

¡Chapeau Claudio!

No hay comentarios: