20 enero 2011

Abrir la puerta a la intuición

La intuición es una habilidad indisolublemente vinculada a la creatividad. Ya desde pequeños, somos tremendamente intuitivos. Captamos la información y sentimos los espacios y su energía de manera muy afinada. Muchas de esas apreciaciones, sin embargo, con frecuencia suelen perturbar a los adultos por su franqueza y espontaneidad.

De ahí, que a muchos niños que utilizan su intuición se les conteste con inusitada rapidez:  "¡Te equivocas!", "¡Eso que dices no es verdad!" o simplemente "No hay que decir esas cosas".

Surge entonces un conflicto entre lo que el niño percibe de la realidad y lo que se se le dice, entre lo que sabe y lo que tiene derecho a expresar.

Con la reiteración de este proceder, aunque no desaparece, quedamos desvinculados de nuestra intuición. Ya no prestamos atención a los mensajes que ésta nos trae. O simplemente los desoímos

Abrir la puerta a la intuición y volver a escucharla potenciará nuestro pensamiento creativo.

No hay comentarios: