25 noviembre 2009

La mirada que ilumina


Leo un artículo muy interesante en el que se reflexiona acerca de en qué medida los criterios que se usan para contemplar los dibujos infantiles son una imposición del ojo adulto.
.
Un especialista en arte moderno contemporáneo señala que no se trata únicamente de que Picasso pintara bien; "se podría enseñar a cualquiera a hacerlo" afirma el experto.
.
Lo que para él hace notable el dibujo infantil de Picasso es el trazo confiado y fresco con el que un niño de nueve años representa al público del fondo (se refiere en concreto a su cuadro "Corrida de toros y palomas" dibujado en 1890).
.
No es cuestión de habilidad. Se trata de cualidades únicas de la mirada. El arte, como la creatividad, supone una novedosa forma de mirar el mundo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con este punto de vista sobre las cualidades únicas de la mirada.
Un saludo
Carmen

Manuel Ferrández dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Carmen.

Saludos,

Manuel