20 marzo 2009

Reinventarse


En tiempos de crisis, ése es el único camino: reinventarse de forma creativa. Para ello, se requiere perseverancia, versatilidad, creatividad y, desde luego, algo de fortuna.
.
Abundan los ejemplos de productos que parecía que iban a ser sustituidos pero que aún siguen vigentes: las plumas estilográficas, los relojes de muñeca mecánicos, las chimeneas... estas tecnologías han sobrevivido renovándose como artículos de lujo y vendiéndose de forma inteligente (estética, nostalgia, moda).
.
El caso es evolucionar, no preservar. Algunas empresas llegan a realizar cambios de dirección inauditos. Pocas personas saben que Nokia, en sus comienzos, hacía papel. Que Toyota, antes de fabricar coches, hacía telares.
,
Reinventarse, en ocasiones, puede también significar para las empresas (y también para las personas) estar dispuesto a alejarse de aquellas cosas que les han hecho "grandes".

No hay comentarios: