20 marzo 2008

La difusión de la innovación

La adopción del palillo de dientes se debió a una simple moda. En un determinado momento, quedarse de pie delante de los restaurantes y mordisquear palillos de madera constituía todo un signo de distinción. Las personas más selectas de la sociedad mordisqueaban palillos y mucha gente comenzó a adoptar esta práctica: la mayoría de personas no sabía ni lo que era. Lo realmente importante no era su función sino el hecho de tener uno.

Sin entrar a analizar las razones que hay detrás, en innovación, se denomina "mayoría temprana" al grupo de personas que va un paso por detrás de los que primero adoptan las novedades: "los innovadores tempranos". Por ejemplo, personas que desde hace varios meses ya cuentan con un iPhone (tardará meses todavía en llegar a nuestro país).
.
Luego, claro está, se hallan "los rezagados" y, por último, los "no adoptadores". En el mundo actual, tenemos un ejemplo muy claro en aquellas personas que nos rodean y que se resisten a poseer un teléfono móvil. ¿Conocen a alguien? Yo sí.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que es un error pensar que cualquier aparato u objeto nos facilita la vida. No todas las innovaciones o novedades constituyen un adelanto real para las personas, algunos "aparatos" son simplemente objetos de consumo sin ninguna utilidad.
María