15 enero 2008

Mente de principiante


O nyuanshin. Así se denomina en la filosofía de instrucción oriental a un estado de ser que consiste en estar perfectamente dispuesto a dar un paso atrás en los conocimientos previos y en los preconceptos adquiridos pues éstos necesitan disiparse antes de iniciar el aprendizaje, de poder comenzar de nuevo y desarrollar nuevas opciones.

Esta actitud permite tanto la duda como la posibilidad y posee la capacidad de contemplar cada cosa y cada momento como nuevo y, al mismo, tiempo conveniente.

Sin duda, para crear opciones innovadoras, lo mejor es pensar como un budista, como un principiante. Al fin y al cabo, “para la mente del principiante existen innumerables posibilidades, pero para la del experto sólo unas pocas”.

No hay comentarios: