05 octubre 2013

ARSI (o cómo llevar ideas a la práctica)



El proceso creativo es un proceso de búsqueda donde resulta crítico saber de dónde partimos (tener perfectamente definido el foco creativo) y estar dispuesto y abierto para llegar a cualquier sitio, incluso a ninguno. 

De hecho, la mayoría de las ideas creativas no conducen a ningún lugar. Algunas parecen muy prometedoras pero cuando se evalúan (algo imprescindible para que se pueda llegar a hablar de innovación) se quedan por el camino.

Independientemente de la técnica de evaluación que utilicemos (votación, determinación de criterios, ponderación de criterios, PNI, etc.) llegará un punto en el que habrá que definir los roles y responsabilidades. 

El código ARSI es una convención muy útil en estos casos:

A

Persona que posee el tema y ejerce la autoridad de APROBACIÓN primaria. Él o ella define los resultados deseados, la duración, el presupuesto, las responsabilidades y los criterios de calidad. Asigna roles y ayuda a quitar restricciones a los que tienen el poder para llevar a cabo el trabajo. 

R

La persona que tiene la RESPONSABILIDAD primaria de asegurarse de que un resultado específico se consigue a tiempo, dentro del presupuesto y con la necesaria calidad. R es responsable ante A. En algunos casos, R y A son la misma persona.



Las personas necesarias para APOYAR una actividad a través de la acción. Estos son los expertos en la materia que serán "empleados" por un R para ayudar a hacer tareas específicas en tiempos determinados.

I

Las personas que necesitan estar INFORMADAS sobre algunos o todos los aspectos de la iniciativa. Ellos están afectados por el esfuerzo y su resultado y tienen la necesidad de saber sobre ello y estar integrados en ello.


Algunos autores le llaman también RASI, auque personalmente considero que ARSI refleja con mayor precisión el hecho de que A lleva la rienda, la responsabilidad final y la autoridad de aprobación del tema. Hay cosas que no se pueden delegar. Delegar significaría abandonar, en lugar de dar más poder a alguien. 

En un gran trabajo A puede y debe delegar poder a una o más Rs, los cuales son responsables de realizar tareas específicas: Dependiendo del tamaño del trabajo, un R puede necesitar emplear los talentos de varios expertos en el tema que ofrecen su apoyo (S).

Cuando se trata de un cambio de gran magnitud, existe una gran cantidad de gente que necesita estar informada (I) de lo que esté ocurriendo y porqué. Un fallo en comunicar efectivamente puede estropear el plan elaborado para implementar la idea.
 

No hay comentarios: