05 abril 2008

Reforzar conclusiones existentes


Somos así. Tenemos una evidente tendencia a luchar por confirmar lo que ya sabíamos. Por eso, mostramos más preocupación por el binomio "buena" o "mala" que por descubrir qué otras buenas ideas pueden existir.
Eso se puede percibir con claridad en la forma en que seleccionamos (o no) las ideas, en el modo en que planteamos las preguntas o incluso en la forma en que analizamos los datos.
.
No estamos preparados para recibir sospresas. Las sorpresas pueden resultar amenazadoras... aunque en ellas se encuentre el germen de las nuevas oportunidades.

1 comentario:

Rafael dijo...

Excelente entrada, Manuel: la tendencia a reafirmarnos en lo ya sólidamente corroborado, establecido, nos hace conservadores y perpetuadores de lo conocido. Pero lo nuevo comporta siempre el riesgo, la ruptura del esquema establecido mirando hacia adelante con otro ángulo de visión; el planteamiento del nuevo camino, es decir, el progreso en otra nueva dirección, es la idea/resumen del cambio real, no contaminado por estereotipos del pasado. No quiero que se me interprete equivocadamente, pero pienso que este es el núcleo básico del progreso: asumir el riesgo rompiendo los moldes 'viciados' del pasado. Felicidades, es la excelente exposición de una idea muy valiosa y cettera.